Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Comentaba Enrique Cerezo que 25 millones eran mucho dinero para un portero, mucho dinero para la compra de Courtois. Una semana después Simeone declaraba lo contrario: “26 millones por Courtois es barato”. Resultaba intrigante como esta disputa de fuerzas e intereses entre personajes tan distintos y que solo tienen una cosa en común: ser parte del Atleti, uno legítimamente, otro ilegítimamente, no era noticia en una prensa española muy interesada en la polémica barata que venda. Este enfrentamiento indirecto no era una polémica barata, pero polémica al fin y al cabo. Tal vez la crítica de lo que sale de la boca de nuestro desprestigiado presidente es censura en cualquier medio. Por encima de la polémica, está el “respeto” hacia Cerezo. Un respeto que no recibimos los hinchas colchoneros por parte del mencionado. Las frases de los protagonistas, uno que busca sacar adelante al Atleti y otro que busca llevarlo a la mediocridad eterna, reflejan el choque de fuerzas que se produce día a día en las oficinas del Calderón. El yin y el yan. La honestidad, la decencia, esfuerzo, compromiso y respeto contra la mentira, la burla, el cinismo, la incapacidad y la poca transparencia, por no decir otra palabra.

Ese yan nos hacía recordar el lado oscuro de Raúl García. El navarro nos demostraba una vez más que no rinde jugando cerca de mitad de cancha cuando su papel es crear jugadas o sacar el balón rodado. No es su culpa, es que no es su posición. Balón que llegaba a sus pies, balón que fusilaba o balón que perdía. La culpa la tiene esa directiva que no reforzó este sector de la cancha y que termina obligando a Simeón a jugar con lo que tiene. Ya pasaron muchos días del partido así que sería ilógico comentar el rendimiento de cada jugador, ustedes ya lo saben. Solo diré que Adrián desentono una vez más y demostró que sigue peleado con el gol tras fallar un cara a cara, Toby dejo la imagen de que puede sustituir sin ningún problema a Godín o Miranda y el Cebolla ni bien ni mal. Demostró su potencia para el regate pero no logro darle esa diferencia que necesitaba el Atleti para romper la disciplina táctica de los vascos. Un sistema que hizo del juego una partida de ajedrez en las cuales las ocasiones de gol llegaban a cuentagotas. Solo Koke lograba romper los parámetros con pases filtrados  y centro precisos (así es, volvió el gran Koke) mientras que Guilavogui, un poco torpe en el pase pero fuerte en el cuerpo a cuerpo, demostró que es un pulmón por pulir, en bruto todavía, para llegar a ser Gabi. Todavía le falta mucho para llegar a ser el gran capitán.

Ese brillo de la sonrisa del chaval no estaba presente. La alegría estaba, su Atleti ganaba como siempre y se acercaba a una semifinal con el Real Madrid, para que tiemblen estos últimos una vez más. Pero no eran las goleadas ni los triunfos de los meses de setiembre y octubre. Las victorias eran por la mínima y se sufría más. Papa, ¿por qué ahora el Atleti ya no golea?- preguntaba el chaval. Una pregunta que refleja el gran ascenso del equipo rojiblanco. Del ¿por qué siempre pierde el Atleti? a ¿por qué el Atleti ya no golea (pero gana)? se puede ver el gigante optimismo, confianza y grandeza de este club forjado por Simeone. Porque antes de la llegada de Simeone, lo que veía no era el Atleti. Era un equipo limitado, con miedo, mediocre que escondía en lo más profundo de su ser ese potencial y esos valores que ahora sabe explotar. El viaje va a llegar a su fin, al padre se le acaba el tiempo y a mí las líneas, pero ensayemos una respuesta.

La intensidad no es la misma, está un peldaño por debajo de esos meses de antaño y evita marcar diferencia con el rival. Un rival que se aprovecha de este bajón planificado y programado por nuestro comando técnico para no verse tan bombardeado por todos los frentes. Este mes de enero el Atleti se ha enfrentado con rivales de peso: Sevilla, Valencia, Barcelona y Bilbao, por lo que es normal que cueste más. Son los alumnos que históricamente han sido destacados en nuestra escuela por gloria, recursos e ingresos. Y una última razón: porque a ese tipo que vez ahí, vestido de negro, con una pantalla enfrente suyo y con gafas, no hace de nuestro mundo algo mejor.

Nos vemos en Vallecas.

Twitter: Colchonero2012

E-mail: atleti2012@hotmail.com

 

 

Anuncios