Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

Tuve un sueño muy extraño que refleja lo que es el Atleti para muchos hinchas que lo ven como algo más que un equipo de fútbol. Es raro recordar los sueños pero este lo tengo bien presente. Iba en el carro con mi familia e íbamos por una colina con precipicio. El automóvil no logra doblar lo suficientemente bien en una curva y comienza a caer colina abajo, una muerte segura para todos. En esos momentos en los cuales caía, cerraba los ojos (en mi sueño) y me decía a mí mismo: puedo morir tranquilo, el Atleti es lo que siempre quise que fuera. Esa frase que pensé no lo hice de mantera intencional, fue la voz de mi subconsciente. Otros hubieran podido pensar que morían tranquilos por miles de otras razones o que lo hacía intranquilos por otro montón de motivos. Para los que han tenido sueños parecidos hay dos posibilidades que vienen después de esto: te despiertas un poco asustado pero tranquilo al fin y al cabo o no mueres en el sueño. Sucedió lo segundo, luego me desperté, recordé lo que había soñado y comprobé una vez más que el Atleti es algo más que once jugadores, algo más que un equipo de fútbol, es parte importante de mi vida y de la de muchos otros colchoneros (aunque no de todos, ya que oportunistas e hinchas falsos hay en todos lados). Me desperté y pensé: el día de hoy es importante porque juega el Atleti. Juega contra el Porto.

 

Cinco horas después estaba frente al televisor con 1,34 segundos corriendo en el marcador. Salía un Atleti sin Diego Costa, sin Koke, sin Mario y tuve un mal presentimiento. Este presagio se comprobó nada más pasar pocos minutos. El Porto era una máquina con una intensidad muy grande, con una presión que desconcertaba al Atleti  y que no lo dejaba ni salir de media cancha sin recurrir al pelotazo. Veíamos el lado feo de Raúl García, un jugador lento al cual Koke le lleva años luz de distancia. La situación empeora cuando el navarro es el que se supone que debe suplir la función del canterano y evidentemente tiene otras virtudes menos la que cumple tan bien Koke de manejar el balón, organizar los ataques y mover los hilos del equipo. Tiago también estaba desacertado, Turan desaparecido y los pocos balones que llegaban a Villa y Baptistao eran incapaces de ser controlados por ambos. Muy poquito de ambos que no dieron la talla en este gran cotejo, sobretodo es preocupante de lo asturiano. Había empezado de manera perfecta contra el Barza pero se fue apagando cada vez más y esperemos que espabile o sufriremos más adelante. Nuestra defensa se notaba un poco insegura (Miranda tuvo sendos malos rechazos que casi nos cuestan un gol), en parte porque cada línea del equipo estaba desconectada. No se elaboraba juego y el Porto jugaba con una intensidad y dinamismo en el ataque mucho mayor.

El 1-0 empeoraba las cosas y nos hacían presagiar lo peor. Parecía que el derbi del sábado había agotado a muchos jugadores y se veía un mal que yo siempre odie: que un equipo necesite en gran cantidad a algunos de sus jugadores para ganar en grandes cotejos: Koke y Costa. A mí, desde que jugaba en la consola, me gustaron los equipos que tenían muchos recambios de calidad y que los del banquillo eran tan buenos como los titulares. Hasta que el Porto retrocedió líneas por cansancio y por el triunfo parcial y el Atleti comenzó a asentarse en el campo. A ser el Atleti que conocíamos. Tiago y Gabi ya manejaban más el balón, los laterales se mostraban cada vez más, Raúl García y Arda intentaban enlazar jugadas pero los dos de arriba seguían errados.

 

Salió el que tenía que salir y entro el Cebolla para terminar de despertar al Atleti y darle más volumen en el mediocampo para así llegar al ataque con muchos referentes. Entre el uruguayo, Arda, las trepadas de Filipe y el doble pivote el Atleti renacía mientras que el conjunto portugués parecía dormido tras el gol. No tuvo ninguna llegada clara tras el gol. Apareció la estrategia de Simeone y otra vez la pelota parada. El Atleti ha demostrado que puede jugar bien al ras del piso con táctica y presión pero esta vez el recurso iba  a ser otro, uno que también es especialidad de la casa. Tiro libre y Gabi se para frente al balón: medio gol. Godín conecta el centro y se suma el otro medio. El empate terminaba de despertar y potenciar a los colchoneros que olían la sangre, olían la victoria. Y también sentí que el Porto olía la derrota. Un equipo local que había sostenido la ventaja mínima hasta más no poder pero sus planes ya se había ido al tacho y era otro el equipo que mandaba en el campo. Raúl García no pudo callarme otra vez y erró un mano a mano que costó caro: lesión para un par de semanas.  Arda Turan comenzó a asumir liderazgo y le cedió a García la jugada mencionada tras un magistral pase mientras que Simeone hacía ingresar a Koke y la balanza se tornaba de manera más descarada del lado rojiblanco

El éxtasis extremo y total llegó en el 86’. Falta y Gabi se puso frente al balón: otra vez medio gol. Un jugada de laboratorio, de esos que hacen reír a neutrales pero que causan un gran rencor en las víctimas y regocijo en los victimarios por el trabajo detrás de ese gol. Fue muy parecido al gol contra el Almería de Tiago pero esta vez la emoción lo puso Arda, que no dudó y anotó cuando tenía que hacerlo para demostrar que es jugador de equipo grande, que no le tiemblan las piernas y que asesina con su sable otomano cuando tiene que hacerlo. Los millones de colchoneros que veíamos el partido hicimos fuerza para que el cañonazo de Arda entrara. Éxtasis total para hacer crecer el infierno colchonero. El sábado le ganamos al Real Madrid en el Bernabéu, tres días después a otra grande de Europa como Porto en su propio país (Ojo: Sin Mario, Koke ni Diego Costa desde el arranque). No señores, este Atleti no tiene Costa dependencia, tiene equipo dependencia. Todos dependen de todos. Todos son importantes. Todos liderados por Simeone aumentan las llamas del infierno, unas llamas con sed de gloria y de pasión. Con sed de vengar los años perdidos. Con el orgullo y el ímpetu de sentirse, actualmente, uno de los mejores equipos del mundo. Si me apuran, el mejor. 

Nos vemos en el Calderón.

 Twitter: Colchonero2012

E-mail: atleti2012@hotmail.com

 

Anuncios