Etiquetas

, , , , , , , ,

Comenzaré hablando de Diego Ribas. Sí, ese jugador que ha terminado hartando a muchos colchoneros pero que es básico y necesario si es que luego no queremos estar renegando a mitad de temporada de la falta de calidad de plantilla y demás factores. Claro, esas protestas se harán con los compañeros de equipo y no llegarán a los oídos de nuestra directiva, algo común en la “mejor afición del mundo”. Otro grupo integrante de esa “mejor afición del mundo” dirá que Diego es un pesetero, innecesario y que con Óliver Torres basta y sobra al igual que declarará que las contrataciones esta temporada han sido fabulosas (si se cerrara así todo esto).  Vamos a comenzar a desmentir esos pensamientos pro Gil que no comparto en absoluto.

Primero, si alguno de ustedes piensa que un canterano que no ha jugado de titular ni media temporada completa puede comandar al equipo en cuatro competiciones de nivel máximo es que no sabe dónde está parado. Todavía no ha demostrado nada pero tiene todo para hacerlo. Muchos hablan como si el canterano fuera una estrella consolidada, cuando está muy lejos de serlo. Torres será un excelente complemento a ese media punta que seguimos esperando y tendrá minutos ya que un mismo once ni un mismo jugador “cerebro” podrá  jugar Champions, Liga y Copa al mismo tiempo. Esas frases “Diego o Cazorla vienen a quitarle minutos a Óliver”, “Para que un diez si lo tenemos a él” están en la misma línea del desconocimiento futbolístico de nuestra directiva (obviamente motivado por los intereses de lucrar antes de hacer del Atleti un equipo fuerte a todo nivel). Necesitamos un diez de todas maneras y Diego es una opción. Un jugador que se bajó el sueldo y mostró toda la predisposición de regresar al Atleti pero al ver que nuestra directiva no le interesaba ni ser bien agradecida ni potenciar al Atleti decidió cortar vínculos con Gil y Cerezo (y en consecuencia con el club) pero aún más (y mejor) reclamarles una deuda pendiente. ¿Por qué veo positivo esta denuncia? Porque a diferencia de todos los atléticos, él si decidió denunciar la nefasta y poco transparente gestión de los Gil (algo que los atléticos hemos hecho muy poco con actividades concretas). Su reclamo de deuda no iba ni contra los valores del Atleti ni contra su hinchada, iba contra la directiva culpable de todos los males de este club. Los hinchas, en vez de verlo así, tildaron a Diego de “pesetero”. El brasileño quería volver, se bajó el sueldo, si aun así Cerezo y compañía no pudieron traerlo ya refleja el rol que cumplió cada protagonista en el acto. ¿En la actualidad que jugador se baja el sueldo para jugar en un equipo (que no sea el de origen)?

“Los jugadores juegan donde quieren”, frase de Enrique Cerezo. ¿Entonces por qué Diego no está aquí? ¿Por qué Falcao tampoco? Del traspaso de Falcao di mi opinión que se basaba en dos puntos: que fue obligado a irse por un fondo de inversión y si él tuvo libertad de decisión, la directiva no le pudo brindar un sustento económico decente a un crack que lloró en su última rueda de prensa en Madrid y que había expresado su deseo de quedarse muchos años en el club rojiblanco.  Cuando le conviene, Cerezo aplica esa frase, cuando no le conviene, no.

“La plantilla está cerrada. No tenemos ningún fichaje pensado”. Declaraciones como esa siguen desprestigiando a este personaje al que erróneamente le llaman presidente. Durante la temporada pasada, fanáticos, analistas deportivos, jugadores, el propio Simeone y muchos más personajes (incluso poco expertos en fútbol) sabían que el Atleti necesitaba urgentemente un “cerebro”. Resulta increíble que nuestro presidente diga que la plantilla está cerrada cuando el principal problema del equipo no se ha solucionado teniendo varios meses para hacerlo.

Pero lo que deja estupefacto a cualquier es que alguien diga que la plantilla está cerrada cuando los ingresos de la venta de Falcao han desparecido. Primero, la poca transparencia se reflejó cuando, a varias semanas de la venta del colombiano, todavía no se sabe (ni se sabrá) el precio de venta. Ni los socios, ni los abonados, ni los accionistas minoritarios han tenido acceso a esa información. Lo máximo que podía gastar el equipo en fichajes era 30 millones (regulación de la Liga Española). Si el colombiano se vendió por 60 millones (lo que se especula), después de quitarle las utilidades del fondo de inversión y otros préstamos se calcula que el Atleti se quedó con 30 millones neto. Evidentemente el equipo también tenía que pagar todo tipo de deudas y el salario de los jugadores actuales. Siendo generosos con la directiva, pongamos que los ingresos por venta o préstamo de jugadores (Pizzi, Saúl), por patrocinios, por entrar a Champions, por entradas, por socios y abonados, por las giras alrededor del mundo, por reparto de derechos de TV cubrieron el sueldo de la plantilla actual y pagaron las deudas que tenían que pagar este año (con más plazos en los siguientes años). Los ingresos por todas esas variables me parecen más que suficientes para cubrir estos dos gastos. Quedan los 30 millones de Falcao, de los cuales se ha gastado 2 millones en Villa, 7 millones en Léo y los demás han venido libres. Es decir, quedarían 21 millones para contratar un mediocentro y algún otro jugador. Por eso resulta insultante que Cerezo diga que la plantilla está cerrada y que es suficiente lo que hay. Que el campeón de la Copa del Rey, tercer mejor equipo de España y con futura participación en Champions solo haya gastado 9 millones en fichajes es trágico. Comparen esta cifra con los demás equipos que jugarán Champions. O nuestra directiva está usando el dinero para sus intereses o la deuda del equipo con diversas entidades es tan grande que tienen vergüenza de mostrarla realmente.

Lo importante de todo esto es que si Simeone logra hacer un equipo competitivo, imagínense lo que hubiera podido hacer con una directiva un poquito más decente. No pido una directiva notable como la del Bayern, solo una un poquito más honesta y competente. Que fiche lo que se merece un gran equipo como el Atlético de Madrid. No nos engañemos con Villa, es un gran jugador pero vino con un costo muy bajo lo que permite y obliga a que se fiche un complemento. Porque si el cambio se queda en Falcao por Villa habremos retrocedido en calidad. Espero que pronto venga el “diez” que tanto esperamos. Los que digan que la plantilla actual es suficiente reflejan la mediocridad y la falta de visión. No lo es por calidad y porque hay dinero para mejorarla. Lo peor que le podría pasar al Atleti es que Simeone se convierta en otro títere de la directiva. Esperemos que no suceda así y que dé un paso al costado si ve que en el palco lo intentan manipular. Aún si ganamos la Champions.

Twitter: Colchonero2012

E-mail: atleti2012@hotmail.com

Anuncios