Etiquetas

, , , , , , , ,

Los partidos del Atleti de visita son aburridos. Es una tendencia que se ha repetido a lo largo de toda la temporada con muy contadas excepciones. Cuando ves la alineación titular del Atlético y te encuentras con jugadores como Raúl García y no encuentras los nombres de Arda Turan, Diego Costa y Koke y encima vez un estadio poco parecido al Vicente Calderón, tienes que ser hincha de algún equipo de los que juegan para no cambiar de canal. Más aún cuando el rival es un equipo que tiene más miedo de la derrota que el deseo de la victoria o cuando posee recursos que no pueden mermar o amenazar la fortaleza defensiva del Atleti. El Atlético de Madrid pasa por un momento en Liga de relajación, a pesar de que el Cholo asegura que no dejará a nadie dormirse en los laureles, también sabe que la clasificación está casi atada y que no hay necesidad de arriesgar el empate por una victoria. Aunque también tiene razón y mérito. Toda la intensidad y desgaste físico en la primera vuelta y poco más han generado que podamos respirar más que tranquilos en esta etapa de la temporada. El empate 0-0 más allá de sentimentalismos y gustos por el fútbol deja contentos a los colchoneros de saber que se ha cumplido el objetivo de Champions. La lucha por la segunda plaza la perdimos el sábado pasado.

 

Cuando el Atleti anotó el gol a los 89’ parecía una deja vú. Los partidos de visita del Atleti son así. Hay pocas jugadas de peligro durante el encuentro, los equipos arriesgan poco pero generalmente una jugada parada o un contraataque rojiblanco gira la balanza para los de la ribera del Manzanares. Sin mucha claridad ni lucimientos ni con demasiadas ocasiones de gol, los rojiblancos suelen ganar con lo justo de visita. Y en muchos casos en los minutos finales, en el cual los cuales la inercia del juego empuja a ambos equipos a buscar el triunfo. El Atleti había encontrado el gol sin merecerlo demasiado y cuando me disponía a gritar el segundo grito de celebración en los 15 segundos post-gol vi el brazo del árbitro levantado. Había anulado el gol. No recuerdo en que partido me entró el trauma de ver al árbitro antes de celebrar los goles por el temor de que haya sido anulado, algo que generaba que yo gritara después que todos y con ciertos segundos de retardo. Últimamente había perdido la costumbre, a mis equipos (que son dos más la selección de mi país) les anulaban pocos goles. Será cuestión de volver a recuperarla.

 

Mal arbitraje para los dos. Gol anulado al Atleti y dos penales que reclamó el Depor. No cobró ninguna de las tres acciones aunque si lo hacía tampoco pasaba nada.  Jugadas muy polémicas. Como es usual el trabajo defensivo del Atlético es notable. Más allá de algunos recambios de calidad, para la próxima temporada la base debería quedarse. En el medio es donde se necesitan cambios. Jugadores como el Cebolla Rodríguez sirven pero bien acompañados y es por ello que la urgencia del Atleti son mediocentros de calidad, que creen jueguen y que no solo destruyan las acciones del rival para luego autodestruir las suyas. Jugadores como Koke, Diego Costa (no jugaron por suspensión) y Falcao elevarían su rendimiento con jugadores de calidad para asociarse. Raúl García y Mario (me animaría a meter al Cebolla en esta lista) están en el medio de la tormenta por su bajo nivel, pero creo que el único que puede salvarse es el segundo. El primero tiene los días contados. Adrián tendrá que demostrar que puede ser el de la temporada pasada si quiere que el Atleti cuente con sus servicios en Champions pero tengo mis esperanzas en él. Contra el Depor demostró que puede lograrlo.

 

El partido se moría en pelotazo tras pelotazo hasta que entró Oliver Torres, la joya juvenil de la cantera. Parecía que el fútbol quería aparecer y fue definitivo cuando entro el turco Turan, su mejor aliado. Los únicos jugadores “diferentes” y de calidad de creación que tiene el Atleti. El turco no es que brille ni sea una súper estrella, pero destaca comparándolo con el resto de la plantilla Oliver es un diamante en bruto que bien acompañada, guiado y entrenado puede lograr cosas grandes con el Atleti. Entre ambos pusieron a jugar al conjunto rojiblanco que se acercó mucho más al gol. El tiempo no les alcanzó. Ellos pusieron la personalidad, el juego, el ataque y la habilidad en el partido. Otra vez nos encontramos en un pasadizo con miles de puertas. En un camino con miles de vertientes. Como a comienzos de temporada. Este equipo puede potenciarse y llegar lejos en la Champions. Pero también puede no pasar la fase de grupos. Eso depende de la compra-venta que se haga en verano. Pero con Simeone hay un estilo de juego y una base que me hace decantarme por la primera opción. Y lo más importante, hay un carácter capaz de oponerse a los intereses personales y anti atléticos de nuestra directiva.

 

Nos vemos en Galicia.

Colchonero2012

Twitter: Colchonero2012

E-mail: atleti2012@hotmail.com

Anuncios