Etiquetas

, , , , , , ,

El Atlético de Madrid es sinónimo de gloria en estos momentos. La exhibición de ayer, en el Sánchez Pizjuán, fue otro partido majestuoso de la era Simeone, de los que deberían quedarse grabados para siempre en lo más profundo de los hinchas rojiblancos para no volver a aceptar y admitir más mentiras, más jugadores mercenarios, más excusas de la directiva, más años de mediocridad y burla a la que el Atleti fue sometido por nuestra directiva, por la prensa y por nuestros rivales. El Cholo Simeone no podrá expulsar a Enrique Cerezo ni a Gil Marín, pero está devolviendo la sonrisa, el orgullo y la dignidad a un club que nunca debió perderlo por historia y por afición. Estamos volviendo a ser gloriosos y no debemos bajar de ese escalón que integran los mejores equipos del mundo. En cambio, debemos seguir avanzando y para ello tiene que haber una directiva competente, porque si no pueden sacar adelante y sostener a un equipo que como ellos dicen “ha jugado 5 finales en 2 años”, “ha logrado 2 dobletes europeos en 2 años”, que es finalista de la Copa del Rey, que marcha segundo en La Liga y que tiene una masa social gigante, entonces tienen que dar un paso al costado (algo que ya debieron haber hecho hace mucho tiempo, también).

 

Hace 5 meses escribí que el gran objetivo de esta campaña era seguir dando pasos hacia el objetivo final, volver a la élite mundial y por qué no, ser el mejor equipo del mundo. Me siento orgulloso de decir que el primer objetivo se ha cumplido, pero todavía queda mucho camino por recorrer. El Atleti se jugaba en Sevilla su pase a la final y la ventaja mínima del partido en el Calderón les daba a los andaluces posibilidades de clasificar. Posibilidades que se las creyeron muy bien y que les subió tanto a la cabeza que llegaron a decir frase como “Negredo es mejor que Falcao y Diego Costa juntos”, “El Sevilla le enseñó al Atleti lo que era la gloria” o “A los del Atleti les temblarán las piernas por la presión del Pizjuán”. Esas burlas evidentemente nacen de los años pasados, del descenso a segunda, de una década sin ganar un título, sin embargo, después del partido, se tuvieron que tragar sus palabras porque este Atleti, el Atleti del Cholo, ya no está para aguantar burlas sino para callarlas.  

Pasaron 5 minutos para que los jugadores, aficionados y directiva del Sevilla se dieran cuenta que con ganas y presión de la hinchada no iba a bastar para que el Atleti se amilane. Ya no es el equipo de antaño que en las grandes citas podía tener un desempeño notable como una imagen paupérrima, ya no es una caja de sorpresas y menos una llena de desconfianza, nerviosismo e inseguridad. Los jugadores grandes y diferentes aparecen en los partidos calientes y decisivos, y Diego Costa es uno de ellos. Regateó a la defensa rival casi sin moverse de su eje y desde un tiro lejano puso a un equipo en el piso y al otro en el cielo. Situación que incrementó cuando una de las duplas de delanteros (Falcao-Diego Costa) más letales del momento destrozó a la defensa local para que el colombiano anotara. La única posibilidad para que el Sevilla llegara a la ansiada final era anotar 4 goles, una misión imposible y más aún frente a una defensa tan segura como la del Atlético.

 : El Atlético sondeará a su afición por la sede de la final de Copa

A pesar de que los comentaristas de la televisora española mostraban un favoritismo para y con el Sevilla enorme, un rencor al Atleti y buscaban hacerle creer al televidente que todavía cualquiera podía clasificar, hasta los sevillistas más optimistas sabían que todo estaba perdido. El Atleti salió igual de enchufado que en las dos finales anteriores (Europa League y Supercopa) y desde ese momento yo ya sabía cómo terminaría todo. Todavía estoy esperando a un equipo que pueda parar a los rojiblancos cuando salen con esa convicción, intensidad y estado de ánimo.  

Contra todo, el conjunto local, empujado por su afición, luchó por dar batalla (en el buen y en el mal sentido de la palabra). Dentro de lo destacable y rescatable, están las ofensivas del Sevilla comandadas por Rakitik, Navas y compañía que causaron estragos en la defensa colchonera pero que no acabaron en gol. Un equipo con un mediocentro ofensivo muy desequilibrante y con mucha calidad que logró empatar el partido pero como era de esperar, no alcanzó. La clave del partido iba a pasar por la capacidad del Atleti de anotar la mayor cantidad de goles posibles (y así lo hizo) ya que el Sevilla con su poderío ofensivo iba a marcar algún gol de local. No podíamos encerrarnos con diez defensas.

 Diego Costa: "Cuando yo daba la gente decía que era un asesino"

Dentro de lo negativo y anti-deportivo, está el juego brusco y las agresiones del Sevilla cuando veían que la clasificación se alejaba cada vez más. Codazos, pisotones, patadas con un destino en especial: Diego Costa. Resultado: Los locales terminaron con nueve y Tiago con una rotura de cúbito. Alguien del club tendría que salir a defender a Costa (aunque no lo harán) porque jugadores como el chileno Medel  tendrían que estar alejados del campo por muchas fechas. Por ahora el brasileño recibe todos los aplausos por ser generador de expulsiones en el rival (sus desbordes vuelven loco a cualquier defensor), pero si sigue esta tendencia violenta hacia él no tardara en ocurrir algo realmente grave.

 Simeone: "Hablar del Madrid sería faltar al respeto al Sevilla"

Las gotas de la gloria no cesan y espero que nunca terminen. Solo falta el último obstáculo para que todo no haya sido en vano y para dar el golpe final. El Real Madrid nos espera en mayo, ese rival que nos ha humillado, burlado y pisoteado durante más de una década, ese equipo al que no hemos ganado en 14 años consecutivos. Que mejor oportunidad para romper esa racha y la bipolaridad en el fútbol español. Que mejor oportunidad para que el mundo vea que este equipo va en serio y es uno diferente. Que mejor oportunidad para anunciar que Madrid es de rojo y blanco. Que mejor oportunidad para volver a llorar por el fútbol.

 foton

Colchonero2012

Twitter: Colchonero2012

E-mail: atleti2012@hotmail.com

 

Anuncios