Etiquetas

, , , ,

Antes de comenzar a escribir esta crónica quisiera contarles una experiencia que me sucedió hoy en un país de Sudamérica, que refleja todo el mérito y gran trabajo de Simeone, que con un equipo con refuerzos a coste 0, está logrando hacerlo conocido alrededor del mundo por su prestigio y jerarquía. Me vi obligado a ver el partido contra el Kazan por un dispositivo móvil en un restaurante y el mozo se notó interesado. Repentinamente, me preguntó: ¿Estás viendo el partido del Atlético de Madrid? Mis ojos se llenaron de júbilo, sí, ese era el reflejo del Atleti actual, un equipo que gracias a sus títulos, triunfos, y gracias al Cholo está volviendo a ser uno de los más reconocidos en el mundo. Ese hombre no me había preguntado ni por el Barca ni por el Madrid, sino por otro equipo grande, por el Atleti. Porque le duela a quien le duela, ya lo es.

Tuvieron que pasar 24 partidos para que el Atlético vuelva a perder en el Calderón. Una derrota que vino acompañada de mucha mala fortuna para los rojiblancos y que han levantado un tsunami de críticas hacia el equipo rojiblanco, increíblemente, por sus propios aficionados. Iré desmantelando esas críticas a través de la crónica, pero primero hay que criticar lo que se tiene que criticar. Simeone, así como ha tenido jugadas maestras, hoy se equivocó (a menos que tenga otro az bajo la manga pensando a largo plazo, a fines de temporada, y en priorización de torneos) rotando una vez más.

Todos los colchoneros pensamos que en Vallecas se había hecho el sacrificio rotando jugadores para afrontar la Europa League con el “dream team”, pero no fue así. Simeone sacó al Cata, a Tiago, al Cebolla, y a Asenjo (me da un calambre mental entender esta rotación), a pesar que ya en anteriores ocasiones, al menos el uruguayo y el argentino, no habían funcionado de arranque. Habrá pensado que jugar de local los iba a contagiar de estímulos y confianza pero fue todo lo contrario. A los 5 minutos llegó el gol de los rusos, una jugada en el cual Asenjo pudo haber evitado el gol que condicionó el partido. Muchos dirán que todo el equipo tiene la culpa de la derrota, que Asenjo no tuvo una influencia importante en el resultado, lo cual es cierto, pero con el belga tal vez otra haya sido la historia. Courtois influye positivamente en el equipo.

Con el gol, el Rubin Kazan se cerró como un puercoespín cuando siente peligro. ¿Por qué el Atleti no puedo revertir el marcador? Primero, porque en esta etapa hay un bajón físico y futbolístico natural. El equipo ha estado compitiendo en 3 torneos, y el cansancio físico y mental se nota. Si al Atleti ya le costaba proponer juego con el marcador en contra y llevar la batuta del partido con la posesión del balón el año pasado, era de suponer que frente a un rival que se defendió muy bien y con muchos hombres sumado al bajón ya mencionado la remontada sería complicada. Además, la intensidad era pieza clave en el equipo, que podía “tapar” la carencia de calidad y creatividad, pero el cansancio/relajo que es usual durante esta etapa de la temporada jugó en contra una vez más. No son coincidencia los dos goles encajados en menos de 5 minutos ni la nula capacidad para crear ocasiones en estos partidos, agudizado cuando jugamos a domicilio. Falta de creatividad, calidad  e intensidad sumada a unas rotaciones (ya excesivas con el partido de hoy) que no dan el nivel adecuado.

A pesar de ello, el Atleti se mereció como mínimo el empate. No puedo entender cómo puede haber gente que cataloga de desastroso un partido en el cual el Atleti, con un poco más de fortuna y definición, habría volteado el marcador. Pero más aún, cuando hubo un equipo rojiblanco que se dejó la piel en la cancha para lograr el gol con 5 ocasiones claras de gol en los últimos 20 (palo de Falcao, cabezazo completamente solo de Adrián, tiro a boca de jarro del Cebolla, tiro de Turan que por centímetros no es gol). Era una noche negra, la suerte no estaba con el Atleti, pero cuando piensas que ya no puede haber algo peor, siempre hay algo que te hace recordar que tal vez perder 0-1 hubiera sido mejor.

Es mejor que vean el segundo gol del Rubin por video porque no quiero describirlo. Podrán crucificar a Asenjo, pero en mi opinión, es el que tiene menos responsabilidad en el gol. Simeone, el entrenador coreado cada partido por la grada y que viene ser un mesías para sus jugadores, fue el que ordenó la subida. Puede que en ciertas ocasiones no de la talla en el Atleti, pero mientras este aquí es uno de los nuestros (se ha comportado ejemplarmente los años que ha estado en el club) y hay que apoyarlo, porque lo más importante de un club es su hinchada y sus valores, y yo aprendí hace mucho que éramos totalmente opuestos a los madridistas.  Y yo no quiero que Asenjo pase la situación que pasó el madridista Adán en su momento, sino habremos perdido lo más importante de este club: su ideología de hinchada de solidaridad, unión y confraternidad.

Simeone aceptó su culpa, sí Cholo, como has tenido jugadas maestras, aquí te equivocaste. Pero errar es humano, y tampoco se le puede crucificar por este error. En ese último minuto pensó como aficionado y no como entrenador, con cabeza caliente y no fría como siempre pide a sus jugadores. A pesar de ello, prefiero este tipo de entrenadores activos en la zona técnica que sienten al equipo, no como otros que se resignan sentados en el banquillo. Pero tampoco tiene toda la responsabilidad del gol. Si seguimos la lógica de un colegiado, la del árbitro, después del tiro de esquina el partido debió de haber acabado. Con el tiempo cumplido, última jugada de peligro y adiós. Eso pensó Simeone y todos los aficionados, era lo normal y correcto. Sin embargo, el de negro quería ver un gol más, quería que el Atleti se llevara el traje de pupas, veía que el partido todavía estaba interesante y decidió ignorar su reloj. Una inocentada de Juanfran por no cometer falta y darle una patada a un jugador del Kazan para así evitar cualquier posibilidad de contra cerró el telón.

Derrota dura que complica el pase a la siguiente ronda y que puede preocupar un poco. Más aún si el Atleti sigue en esta tendencia de bajada, si los jugadores fundamentales del equipo no aparecen, si se sigue rotando sin resultado y si no se logra la solidez defensiva de partidos anteriores. En la vida hay puntos de inflexión, que significan un cambio para mejor o para peor. Esperemos que lo peor haya pasado. La derrota de hoy es ese punto, veremos si el Atleti logra levantarse o se derrumba totalmente. Este equipo ha demostrado que tiene la capacidad y nivel para lograr lo primero y confió en ello. El Atleti perdió una batalla, pero quiero creer que no la guerra. Napoleón también perdió una batalla, pero a diferencia de él, espero que Rusia signifique callar a todos los que no creen. Yo sí creo en la remontada si los jugadores y Simeone también lo hacen. Fuera los mediocres, derrotistas, críticos destructivos, la gente que se olvida de lo que ha hecho y de lo que es capaz este equipo, que crucifica jugadores sin darles un tiempo razonable de desempeño y sin analizar los factores que llevaron a ello.

Nos vemos en Valladolid

Colchonero2012

E-mail: atleti2012@hotmail.com

Twitter: Colchonero2012

Anuncios