Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Cuando el Atleti goleó al Bilbao en la segunda jornada de Liga de la presente temporada dije que quería ver un Atleti grande. Un Atleti que apabullará a distintos rivales, sobre todo de local, y que en este tipo de llaves ida y vuelta pueda golear y finiquitar casi definitivamente una eliminatoria con 90 minutos por jugarse. La meta, aunque suene muy idealista, era volver a la órbita de los grandes equipos del mundo y por qué no, ser el mejor. Ser un equipo temido, convencido, seguro futbolística y psicológicamente y lo más importante, que nunca se crea inferior ni que se amilane frente a algún reto. Por eso tan grande fue mi disgusto tras perder el derby. Porque significaba un revés muy duro para este objetivo. Pero como equipo grande, el Atleti se levantó. Otro rival, otra goleada, mismo juego, misma meta. Ahora el equipo B puede despacharse en la vuelta.

La apuesta de Simeone, a pesar de las molestias que sufrieron Adrián (y que posiblemente impedirán su participación, que era fundamental, frente al Barza el domingo) y Turan, fue la correcta. Jugar con los titulares (menos Falcao) era riesgoso por las lesiones que podían contraer debido a la intensidad del juego del Atleti. Pero era necesario y salió bien. El Cholo no arriesgó en ningún momento y estos jugadores que cada domingo nos vienen deleitando en el Calderón no defraudaron. Como siempre. El Getafe salió con un objetivo claro y no se aminaló. Courtois hizo dos tapadas que hubieran podido cambiar el rumbo del partido. El Atleti es como un veneno. Lo más difícil es la inyección del veneno (convertir el primer gol) y después todo es cuestión de tiempo. Ya no tienes opción. Intentas enfrentarte a él, pero sus células de defensa son tan fuertes que llevan a tu total desesperación. Estas en un camino sin salida. Esta frustración te lleva a una gran desconcentración, dejas zonas de defensas libres y el veneno saca provecho de eso. Luchas sin armas frente algo que se aprovecha de tu locura. Te quedan pocas fuerzas, si te rindes, igual sabes que morirás. De pronto, el Getafe ve como la clasificación se va de sus posibilidades, incapaz de revertirlo. El Atleti ha ganado.

 El primer gol llegó a los 20’ de la primera parte. Penal a Diego Costa y gol del brasileño que está de vuelta con el gol. La entrega nunca la perdió. El Atleti justificaría más adelante la victoria, como es común. El segundo tiempo fue uno con mucho mayor dinamismo y verticalidad. El Getafe intentaba crear peligro, llegaba a nuestra área pero Godín o Miranda se encargaban de despejar dudas. Juanfran, pero sobre todo Filipe Luis hacían asociaciones muy interesantes con Raúl García (que reemplazo al lesionado Adrián) y Arda Turan respectivamente. La banda izquierda era del turco y del brasileño. Gran partido de Turan, que demostró su gran creatividad y porqué es el jugador diferente del equipo. Junto con Koke destruyó la defensa rival. Diego Costa capitalizaba su elaboración. Gabi y Mario muy intensos y participativos. Del primero nacería el tercer gol. Tras un gol mal anulado a Costa y constantes llegadas del Atleti (chilena del brasileño) tenía que llegar el segundo. Me quedó grabada una jugada: desde el recogepelotas hasta los hinchas están comprometidos con el proyecto de Simeone. Hasta los chavales que entregan balones tienen un rol, son participes y su función es entregar el balón lo más rápido posible. Así nació el tercer gol del Atleti el domingo, y así casi nace el segundo gol de Costa que tapó bien el portero rival.

En el 80’, Arda Turan, en otra de sus genialidades, tira a portería y choca en el palo. Filipe Luis, en el área (fruto de la presencia ofensiva que quiere Simeone de sus laterales) anota sin arquero tras el rebote. Era algo justo con lo que veíamos en el campo. Pero como este Atleti nunca se cansa de más (a diferencia del Getafe que parecía rendido), en los últimos minutos Raúl García logra quitar una pelota en una salida del Getafe (presión asfixiante), cede para Gabi y este en un pase magistral deja a Costa cara a cara con el portero. 3-0 y se acabó la eliminatoria. Este Atleti es así. Nunca puedes bajar los brazos ni desconcentrarte porque el veneno hará efecto. Y es especialista en aprovechar esos fallos. Ahora hay que demostrar si este veneno también puede dar batalla y funciona frente a rivales más fuertes y sólidos. Ya falló una vez, que no lo haga otra vez.

El nivel del llamado equipo B al parecer no ofrece el fútbol ni las garantías necesarias para ponerlos a jugar contra un rival de primera división. Esto puede pasarnos factura más adelante porque finalmente el equipo titular tendra que terminar jugando todos los partidos claves. Asimismo, hay carencias en el banquillo como un creativo, laterales de mejor nivel (Cisma y Silvio al parecer no llegan al nivel esperado del Cholo) aunque podrá servir para aprovechar a la cantera. A pesar de ello, se observa una mayor cantidad de recambio en el banquillo que la temporada pasada para aportar al primer equipo más no reemplazarlo totalmente. Manquillo que ingresó al final pudo haber anotado en la primera pelota que toco tras un centro-remate que choco en el travesaño previo resbalón del portero.

Ya van 14 triunfos consecutivos y 3 goleadas consecutivas en el Calderón. Es un fortín con un Atleti gigante. Ahora toca si podemos seguir siendo gigantes de visita, en un terreno muy hostil para nosotros: el Camp Nou. Desde que soy hincha, el Atleti no recibe menos de 3 goles en Cataluña. Vamos a ver si podemos utilizar este veneno frente al Barza o caer siendo nosotros los intoxicados. Yo confió en el equipo, yo creo que sí se puede. Hay que demostrar que somos una amenaza real, que ya estamos a la altura no solo de equipos grandes, sino que podemos dar pelea a los mejores equipos del mundo, e incluso al mejor actualmente y posiblemente de la historia. Es hora de dar el golpe sobre la mesa.

Nos vemos en el Camp Nou.

Colchonero2012

E-mail: atleti2012@hotmail.com

Twitter: Colchonero2012

Anuncios