Creo que la poca trascendencia de esta llave puede dejarme escribir una sola crónica de estos dos partidos.  La realidad es que esta llave frente a un rival de Segunda B no generaba ánimo, expectativa y amenaza alguna, demostrado en la poca asistencia al Calderón en el partido de vuelta, casi similar a los partidos de la Europa League. Sin embargo, no debemos olvidar que la temporada pasada, en diciembre, caíamos derrotados y humillados frente a un rival de la misma categoría. De esta manera, nos encontramos que esta revolución que ha sucedido en el Atleti en los últimos meses convierte un partido que debería ser de trámite en uno de ellos, y no en una posibilidad para la burla nacional e internacional. La llave es un reflejo de como pasamos de ser el hazmerreír de España a ser los temidos de Madrid. Lo más interesante fue ver a ciertos jóvenes colchoneros canteranos, aunque tampoco vimos mucho ya que Simeone no quería pasar malos ratos. Entre ellos, Saúl, Oliver, Manquillo, Pulido y no recuerdo presencia importante de alguno más. El próximo rival es el Getafe, y por como vamos no debería haber limitaciones en seguir avanzando en esta Copa del Rey que tiene un calendario muy accesible para el Atleti. Solo chocaremos con Barza o Madrid en la final.

 El primer partido poseía un ambiente festivo en los locales. El Atleti dominó como es debido, con goles de Diego Costa, Adrián (era el primero en la temporada) y en los descuentos de Raúl García de cabeza. Con el ingreso de Oliver Torres pudimos apreciar los destellos de su juego y su gran visión para la parte ofensiva. Posee mucho talento, regate, facilidad y habilidad con la pelota en los pies y es un potencial a desarrollar. En mi opinión, debería tener más minutos, yo sé que el Cholo lo quiere llevar con calma pero ya necesita comenzar a foguearse. Manquillo también cumplió una labor muy aceptable además de ser su debut en el Calderón como titular, y Pulido (un poco menos joven) demostró sus galones como defensa central. En la vuelta, el Atleti ganó con un solitario gol de Raúl García.

 En fin, una eliminatoria que por méritos propios se convierte en trámite, y puede significar el inicio de otra gloriosa participación del Atleti en Copa. Los colchoneros ya nos acostumbramos a ganar, actualmente, antes de comenzar un partido, en la mentalidad de cada miembro del Atleti de Madrid está la victoria antes que la derrota o el empate. Incluso contra el Madrid en el Bernabéu.

 Nos vemos en el Bernabéu.

Colchonero2012

Anuncios