Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

Puede que el Atleti este en el camino de ser el equipo que soñé. Desde muy pequeño, me imaginaba que el equipo ideal (cualquiera que fuera) tenía que tener dos características principales: gran afición y “capacidad destructiva”. Con capacidad destructiva me refiero a esos equipos que a los pocos minutos ya van ganando contundentemente y el rival es incapaz de reaccionar. Un equipo que golea antes del primer tiempo es uno de ellos. Un equipo que hace respetar la casa y que mientras más amenaza representa el rival más rápido se lo come es uno de ellos. Porque para un equipo ideal, no existen cucos. Él es el mismo cuco. Con gran afición yo siempre me imaginé un estadio repleto, con tifos y bengalas por todas partes, con una “barra brava” en todas las gradas del estadio (quitándole lo violento) y con un ruido ensordecedor (los estadios griegos se asemejan a aquello). Este aspecto es casi imposible que se logre en el Calderón (o en cualquier estadio de España, por diversos aspectos actuales, culturales, políticos, económicos) pero tampoco esta tan lejos de aquel sueño. El domingo hubo un excelente ambiente a estadio lleno con tifo incluido, y eso es digno de aplaudir.

 

En crónicas anteriores no me cansaba de repetir que el nivel del Atleti se ve cuando se mide con rivales que lo ponen en jaque o que en la previa resultan amenazadores. El Sevilla era uno de ellos, el Chelsea lo fue. El equipo que habíamos visto en Europa League y contra el Granada,  Real Sociedad, entre otros, era uno adormecido por la falta de competitividad que se le ofrecía. Estaba seguro que el Atleti daría su verdadera cara contra rivales considerados “de peso” por historia, no me defraudo y me siento orgulloso de mi equipo. Por fin, en estos momentos la afición e incluso los mismos jugadores pueden decir: “Ganaremos porque jugamos en el Atleti”, en vez de “Ganaremos a pesar de jugar en el Atleti”.

 La alineación era muy similar a la que jugó la Supercopa. Las únicas variantes eran Tiago por Mario (suspendido) y Diego Costa por Adrián (decisión técnica). Desde el comienzo, bajamos de las nubes y pusimos en su sitio al Sevilla, que se había crecido tras humillar a su clásico rival en el derby pasado. Lo mismo hicimos con el Chelsea en Agosto, que iba puntero en su liga doméstica. Penal claro (incluso doble) y expulsión de Fazio. Este tomo por la camiseta a Koke cuando estaba a dos metro de portería y antes ya habían tumbado a Falcao. El colombiano la clava muy arriba al medio y comienza el calvario sevillista. Luego todo fue un vendaval colchonero, contragolpe en el cual Falcao cede a un libre y abierto Arda por la derecha que conecta un centro rasante y Spahic en propia puerta. Todo el equipo estuvo para más de 6 puntos, con un funcionamiento colectivo casi perfecto, con gran solidez defensiva (oh que sorpresa) y gran eficacia arriba. La línea de tres por detrás de Falcao (Koke, Arda y Costa) fueron participantes de todos los goles. Cuando faltaba poco para el entretiempo, Costa gana la banda tras disputar (de una manera poco ortodoxa, como es su estilo) el balón con un lateral, saca el centro y Koke empalma de una magnifica volea para decretar los tres puntos.

Radamel Falcao

 La fiesta se cerró en los descuentos de la segunda mitad, con pase gol de Arda y toque de Miranda. Este Atlético no defrauda, no se cae en los momentos cruciales (y eso va para todos los que no confiaban) y ahora vamos al Bernabéu a ganar porque somos del Atleti y no a pesar de ello. No hay mejor momento. Los roles se han invertido desde la llegada del Cholo Simeone. Ahora le sacamos 8 puntos al Madrid, y el buen momento del Atleti será un empuje de moral y ánimo. Pero este buen momento no se basa en la suerte, hay una base futbolística seria que tiene una tendencia a mejorar excepcionalmente cuando juega con rivales “de peso”. El Madrid es uno de ellos. El mal momento de los blancos también ayuda. No diré que el Atleti romperá el maleficio de los 13 años, primero hay que asegurar el pase a octavos de Copa contra el Jaén, pero que dudo que haya mejor terreno en los próximos años para lograrlo. Por primera vez, desde que sigo al Atleti, somos una verdadera amenaza para el Bernabéu y somos un equipo serio. Sabemos a lo que jugamos y lo que queremos. Este es el camino.

 Colchonero2012

Nos vemos en el Calderón

  • Twitter: Colchonero2012
  • E-mail: atleti2012@hotmail.com
Anuncios