Etiquetas

, , , , ,

Me resulta extraño poner en el título un marcador adverso al Atleti, poner un cero a la derecha del nombre de mi equipo. Hace 6 meses que no ocurría. Después del partido leí muchos comentarios que resignaban al Atleti al tercer lugar, que ese era el puesto al cual estaba condenado esta temporada. Ese es un camino. El otro, es el camino que le corresponde al Atleti por nivel, prestigio y mentalidad. Una derrota no nos desestabiliza en nada, y no debería condicionar la próxima jornada frente al Getafe de local. Me renuncio a creer que caeremos en la ruta del Bilbao después de perder las finales. Porque la filosofía que ha insertado el Cholo en sus jugadores es todo lo contrario. Tenemos material para revertir esta derrota, para seguir luchando allí arriba (sí, por el título) y no conformarnos simplemente por una clasificación a Champions League. Hay que ir partido a partido, pero siempre mirando hacia lo más alto posible.

Es una de las derrotas que más he disfrutado del Atleti desde que soy aficionado. Ahora leía que la racha histórica que habíamos logrado partidos antes era frente a rivales de Segunda y Segunda B (comentario de hinchas rojiblancos). Es una total falacia. Al igual que decir que cuando se necesita fútbol y no la pierna fuerte, no somos nada. O también que siempre caemos en los partidos decisivos. El fútbol es un proceso. Si comparamos como estábamos hace un año, hay una distancia abismal no solo en puntos, sino en fútbol y mentalidad. Con Manzano como entrenador, era mejor apagar el televisor cuando el Atleti jugaba de visita. Un equipo que se veía y creía limitado, que increíblemente mostraba una apatía y falta de rebeldía y de juego. El partido contra el Valencia ha concluido con un Atleti totalmente volcado al ataque, intentando elaborar juego (por las bandas) entorpecido lícita e ilícitamente por nuestro adversario. Un equipo que da ganas ver jugar, y uno se va con la frente en alto porque sabe que el Atleti murió en su ley, y que seguirá con el mismo estilo y mentalidad así pierda, gane o empate. Y este estilo que nos hizo campeones de dos trofeos internacionales (así que no es uno fallido) y que nos llevó de puestos de descenso a un punto de Champions la temporada pasada.

Un equipo que no elabora fútbol y solo mete huevos y la pierna fuerte no puede salir campeón ganándole a buenos equipos de Europa (Valencia, Lazio, Bilbao, Chelsea) ni estar en lo más alto de una Liga con los dos mejores equipos del mundo. En 6 meses sin perder, con más de 20 partidos sin perder y ganando 12 partidos seguidos, no todos pueden haber sido rivales de poca jerarquía. Es más, el Atleti genera tanta expectativa en este momento que para los rivales es jugar “una final”. También dudo que los equipos de la Liga BBVA sean de “Segunda”. La otra idea era que el Atleti siempre fallaba en los momentos cruciales y lo seguía haciendo. Dudo que los partidos contra el Málaga de local (que se viene paseando por la Champions), contra la Real Sociedad (iba invicto en casa antes de que les ganáramos), contra el Chelsea, contra el Betis (no le ganamos la temporada pasada) no hayan sido jornadas cruciales que las sacamos adelante. Y cuando lleguen rivales de “mayor jerarquía” según muchos como el Sevilla, Barza, Real  estoy seguro que el equipo no se caerá. Hoy no nos merecimos perder y tuvimos argumentos para empatarlo e incluso ganarlo. El Atleti sigue en su camino al objetivo ansiado. Evidentemente iba a haber piedras y obstáculos. Nadie dijo que iba a ser fácil.

Ahora es cuestión de levantarse. Estoy seguro que el Atleti lo logrará. Es lo más difícil. Seguimos segundo y seguimos siendo temidos. Y será por mucho tiempo más. El Atleti jugó con el bloque defensivo común en Liga, pero en vez de Mario estaba Tiago. Más adelante el tridente ofensivo detrás de Falcao,  Adrián por una banda, Emre por el centro, y Arda por la otra banda. Falcao de punta. El Atleti se mereció el empate e incuso pudo haber marcado el primero antes del golazo de Soldado. En el plano futbolístico, el Valencia tuvo dos ocasiones claras, las dos las convirtió en gol. Soldado a los 20’ (tras un pelotazo y bolea descomunal) y Haedo Valdés en el 95’ fueron los marcadores. Antes del primer gol, el Atleti controlaba el partido, y pudo anotar con un cabezazo de Turan y posterior tacón de Miranda que terminó con un pisotón a Falcao dejándolo sangrando. A pesar del gol, el Atleti siguió a lo suyo, más atrevido. El balón se disputaba mucho en el centro del campo, había poco espacios. Lo más bajito fue Emre que no apareció y la limitación de crear juego y controlar el medio de Tiago y Gabi.  En el segundo tiempo, tiros desviados de Turan, Juanfran, cabezazos de Falcao estuvieron cerca de lograr el empate, que no llegó. El Atleti metía y metía pero también jugaba al fútbol para llegar al gol. Atacaba por las bandas, con centros, y muchas faltas detenidas (generadas por el Cebolla, Adrián o Falcao). El árbitro pudo haber pitado al menos un penal para el Atleti (jalaban a Falcao constantemente en el área) pero su desempeño no es excusa para la derrota. A veces nos dan, a veces nos quitan.

Lo mejor: la capacidad del equipo de competir y disputar un partido contra cualquier rival en cualquier terreno y luchar hasta el final no solo a base de carácter sino también a base de fútbol. Lo peor: obviamente la derrota. Pero puede que sea otro punto de inflexión como el día contra el Madrid. A mitad de semana hubo un partido por Copa contra el Jaén. Prefiero hacer una crónica completa para ambos partidos de la llave de dieciseisavos de final.

 Nos vemos en Portugal.

Colchonero2012

  • Twitter: Colchonero2012
  • E-mail: atleti2012@hotmail.com
Anuncios