Etiquetas

, , , ,

El Atleti es ese personaje famoso y conocido que tiene que asistir a distintas citas o reuniones sociales debido a su gran importancia (Copa, Europa League, Liga, Supercopa). A pesar de tantas citas, logra lucirse en todas, incluso en las menos importantes, en la cual no participan otros pares iguales sino personas de menos rango dentro de la pirámide social. Sin lucir sus mejores galas, sin usar sus mejores ropas, sin necesidad de estar parado horas frente al espejo para acomodarse el pelo con gomina, y sin despeinarse durante la cita, logra impresionar y salir airoso y bien colocado después de cada reunión. Esto último es un resumen de lo que es el Atleti actualmente. No importa que la asistencia al estadio parezca la de un equipo que va colero (la realidad es totalmente distinta), que la clasificación sea inevitable, desde el “Cholo” hasta los jugadores menos habituales como Silvio están comprometidos con un proyecto, con una idea, y esa es la de salir a ganar todos los partidos no importa contra quién, cuándo, dónde y demás factores que sirvieron como excusa para anteriores entrenadores. Puede que este equipo este imitando la frase de Luis Aragonés hace tiempo: “El objetivo es ganar, ganar, ganar y ganar y volver a ganar, ganar, ganar y ganar y así sucesivamente”.

Antes de comenzar, como dijo un miembro del cuerpo técnico del Atleti en el partido contra el Espanyol, todos sabíamos que iba a pasar. “Ellos saben que van a perder y nosotros sabemos que vamos a ganar”. Y así fue. El Atleti dominó de inicio a fin el partido, a pesar de las pocas llegadas del primer tiempo. La alineación era la habitual para la Europa League, un torneo que por ahora y hasta ahora todavía no es digno del primer equipo completo. Con Asenjo en el arco (cumple y bien en este torneo), luego venían Filipe Luis, Silvio, Pulido y Cata Díaz. En el centro, los defensivos Tiago y Gabi, luego más adelante Koke, Emre, Adrián y Diego Costa de punta. Queda demostrado que en el equipo de Simeone nadie tiene titularidad asegurada y hay una competencia tremenda (esta vez no estuvo Cisma ni Kader y puso a Silvio). Seguiré diciendo que el Atleti es como un camaleón, acelera cuando es necesario y cuando el rival exige. Cambia de ritmo y de intensidad cuando se le requiere. De un rojo blando a un rojo resplandeciente.

El primer tiempo tuvo pocas llegadas y estuvo muy aburrido. Las charlas técnicas de Simeone surtieron efecto una vez más y en el segundo tiempo el equipo salió enganchado. Nada más pasado dos minutos (como contra el Betis, Rayo Vallecano y demás) Diego Costa anoto tras un tiro libre y peinada de Tiago. La pelotita parada, que sirve cuando no se puede llegar jugando pero que necesita de práctica y de perfección, palabra que caracteriza a este Atleti del Cholo. El Atleti siguió dominando partido, a pesar de algunas llegadas del equipo portugués. Veinte minutos más tarde apareció la calidad de Emre para anotar un golazo de tiro libre. Este gol, si bien tuvo menos importancia, sí fue realmente por un ángulo, porque el de Falcao a la Real fue más por la potencia que por la colocación. El equipo visitante metió un poco de miedo al final con el descuento pero no fue de preocupación. Otro equipo que se metió atrás y busco ataques en solitario tras balones largos. Respetó al Atleti. Que se vuelva algo común, ahora en España ya no solo el Barza y Madrid son los cucos. Crónica corta para partido poco trascendente, aunque la racha de 16 victorias consecutivas en Europa le da un poco más de importancia.

Nos vemos en el Calderón.

Colchonero2012

Twitter: Colchonero2012

Anuncios