Una nueva noche de fiesta en el Calderón y frente a un equipo que ya hace de víctima, de “sparring” y de pupas cuando juega contra el Atleti. El campeón de la Europa League no debe (puede) jugar un lunes a la medianoche, es un insulto a su prestigio, al aficionado y al fútbol en general. Solo en “la mejor liga del mundo” pasan estas cosas, ni siquiera en el caótico, desorganizado e informal fútbol de países sub-desarrollados futbolísticamente hablando como Perú pasa eso. Para los responsables, la siguiente y estupenda imagen:

TEBAS, LFP, TVs: Lo bueno de estos horarios es que no hay que censurar lo que decimos: Ladrones, Bastardos, Hijos de puta.

Hablemos del partido. El Atleti iniciaba con la línea defensiva de la temporada pasada con Juanfran, Godín, Miranda y Filipe Luis, un bloque que el año pasado hizo un desempeño aceptable, y se espera que este año se consolide. El estadio casi repleto, y buen ambiente. En el medio, los clásicos volantes defensivos como Gabi y Mario, Arda Turán como el cerebro (más pegado a la banda derecha), el Cebolla por la banda izquierda, más adelante Koke y Falcao de punta. Adrián en la banca, algo positivo para que descanse y refresque su fútbol, y con Emre que todavía es una incógnita. Y a Oliver, a que mire el partido con un mensaje claro: “Chaval, no eres el salvador del equipo, anda tranquilo”. En frente un equipo fantasma, con una canasta de 9 goles en dos partidos de liga y que se desinfla cada vez más. Sumándole que solo pueda jugar con jugadores vascos, o canteranos o alguno otro que cumpla con los “requisitos”, y que Llorente y Javi Martínez están “muertos” para Bielsa, el Bilbao se hunde otra vez en la mediocridad.

Apreció una vez más Falcao. Hack trick del colombiano que cada vez se le nota más tranquilo en la definición. Hace un año, estoy convencido de que no hubiera encajado los dos primeros goles. Se hubiera peleado consigo mismo y al anotar, hubiera hecho el mensaje de “sigan hablando que no los escucho”. Es un síntoma, ahora celebra calmado con la hinchada, esta menos ansioso, más seguro y más letal. Se comió a San José, en el primero, con una viveza digna de su talento se le escapa al defensor tras un saque de banda, entra al área y con poco ángulo, hace una especie de “pinchada” por un costado de Iraizos. Era el primero. Las llegadas seguían, un cabezazo a boca de jarro que salió por arriba del larguero del colombiano pudo significar el segundo. La defensa segura, Gabi y Mario hacían su rollo, Arda guiaba al equipo. Sin embargo, en el 42’, cuando parecía que terminaba  la primer parte con la mínima, Gabi logra pivotear la pelota que llega a la zona de Godín, que dentro del área tira un centro bombeado y Falcao, con un salto felino (otra vez adelantándose a San José) coloca la pelota por un lado de Iraizos. Palo y adentro.

Al público colchonero ya le esta gustando jugar contra el Bilbao. El partido fue muy parecido a la final de Bucarest, tomando en cuenta el dominio, la impotencia bilbaína, la eficacia de cara al gol, y el desempeño individual. Al igual que en Bucarest, Courtouis casi no tuvo llegadas peligrosas, y nuestros jugadores realizaron una tarea magnifica, debido al mérito propio, pero también a las deficiencias del rival.  El “Cebolla”, se conectó más con Radamel, recordando sus tiempos gloriosos en el Porto (no fue Hulk el mayor asistidor como muchos creen del colombiano en esa etapa, sino el uruguayo). Nada más comenzado el segundo tiempo, una jugada individual del colombiano causa una mano por parte de un central vasco. Penal, sin “paradina”, y gol. Hack Trick. El Calderón era una fiesta, y el rival, una lágrima. Las ocasiones llegaban y llegaban, Iraizos le tapaba un cabezazo a Falcao cara a cara (centro del “Cebolla”), sacaba con los dedos un cabezazo de Mario que chocó en dos parantes (arquero, larguero, y palo derecho), le ganaba un mano a mano a Adrián que falló a merced, le sacaba un tiro a Diego Costa, lograba desviar un fusil de Koke al palo y afuera. Hasta que llegó Tiago(ingresado) que con un tiro desde fuera del área, con desprecio, mando a colocar y llegó el cuarto.

Interesante el ingreso del brasileño Diego (lamentablemente no Ribas) y esperemos la pronta recuperación futbolística de Adrián.  Koke con un partido aprobatorio, participativo en el juego, que puede ir a más. Y en la banca, en mi opinión, sí teníamos más recambios de jerarquía por si la situación se complicaba. Aunque sigue faltando esa pieza que unía todas las demás: Diego Ribas.

Del Bilbao: solo una llegada que se fue desviado por poco. Esta historia es conocida. La temporada ante-pasada si mal no recuerdo, con Quique también comenzamos goleando 4-0 o 4-1 al Gijón, para luego volver a la mediocridad. El año pasado, si no hubiera sido por Simeone, hubiéramos caído en la mediocridad hasta fin de temporada a pesar de los contundentes y consecutivos 4-0  en el Calderón al Racing y al Gijón en las primeras fechas. Esperemos que este comienzo, no sea sinónimo de mal presagio pero que signifique el primer gran paso hacia ADELANTE (no Cerezo, no el de la Peineta).

Señalar dos cosas:

  1. Increíble que juguemos el próximo lunes contra el Betis en plena fecha FIFA. Gracias Cerezo, por ser tan intermitente cuando se pacto ese horario tramado en forma de venganza por la monarquía del futbol español.
  2. Uno de las pocas creencias universales que hay es que Hitler fue un asesino. Al F/A, pueden cantar todo lo que quieran, pero alabar a un asesino y a una ideología en contra de los derechos humanos es otra cosa. Si Falcao fuera un judío, dudo que hubieran querido que “Hitler fuera del Atleti”.

Nos vemos en Mónaco.

Colchonero2012 / E-mail: atleti2012@hotmail.com

Web: https://aupaatleticodemadrid.wordpress.com/wp-admin/post-new.php?post_type=post

Anuncios